Presidencia de Roberto M.Ortiz(1938-1940)

Duracion de su mandato : 20 de Febrero de 1938- 27 de Junio 1942 (en realidad de 1940 por problemas de salud)

Vicepresidente: Ramon Castillo

Predecesor: Agustin P. Justo

Sucesor : Ramon Castillo

En el otoño de 1937, cuando llegó el momento de consagrar la fórmula oficialista para las elecciones del año siguiente, Justo indicó que debía reiterarse el esquema de la Concordancia (presidente antipersonalista-vicepresidente conservador) y nombró candidato a su ministro de economía, Roberto M. Ortiz.

La designación de Miguel Angel Cárcano, ministro de agricultura de Justo, firmante del pacto Roca-Runciman y miembro de la Sociedad Rural Argentina, despertó quejas entre los demócratas progresistas, que en su lugar propusieron a Robustiano Patrón Costas.
Las fuerzas negociaron y finalmente eligieron al jurista Ramón A. Castillo, ministro de Justicia en el gabinete justista. Finalmente, se consagró la fórmula Ortiz-Castillo, que se enfrentaría a los radicales Alvear (padrino de Justo) y Mosca y a los socialistas Nicolás Repetto y Arturo Orgaz.
El 5 de septiembre de 1937 se realizaron las elecciones nacionales. La fórmula Ortiz-Castillo, consiguió 1.100.000 votos y la de Alvear-Mosca 815.000. Estos resultados fueron la evidencia de lo que se conoce como “el fraude patriótico”. Así lo describió, Federico Pinedo, años después: “Los procedimientos que se usaron en estos comicios hacen imposible catalogar esas elecciones entre las mejores, ni entre las buenas, ni entre las regulares que ha habido en el país”.
Las elecciones se celebraron en un clima de violencia, a tal punto que los radicales de la provincia de Buenos Aires no pudieron votar.

Roberto Ortiz intentó impulsar sin resultado reformas que permitieran restablecer un régimen democrático. En este aspecto no dudó en intervenir la Provincia de Buenos Aires, gobernada por el célebre caudillo conservador Manuel Fresco, luego de las elecciones legislativas fraudulentas de febrero de 1940, impidiendo la asunción como gobernador de Buenos Aires de Alberto Barceló. Igual medida había adoptado al intervenir la Provincia de Catamarca luego de las elecciones de febrero de 1940, al denunciarse irregularidades electorales que beneficiaron a los conservadores.

Poco después de que asumiera como presidente, Ortiz enfermó seriamente de diabetes, enfermedad que luego lo dejaría completamente ciego. Producto de esto, debió solicitar licencia al frente del Poder Ejecutivo, asumiendo el cargo el vicepresidente de la República Argentina Ramón Castillo.

En términos económicos, cuando Ortiz asume la crisis ya había disminuido: había un peso fuerte (el dólar estaba a 3,80 pesos), la desocupación iba en baja y la industrialización aumentaba. Ortiz continuó con obras que se iniciaron en la gestión de Justo: la construcción de la Avenida General Paz y una ruta a Mar del Plata, entre otras. Mientras, el presidente se encontraba sometido a una rigurosa dieta a causa de su diabetes.

En abril de 1940 murió María Luisa Iribarne, esposa de Ortiz, y el primer mandatario estuvo recluido en su domicilio particular varias semanas. El fallecimiento de su mujer (con la que tuvo tres hijos), junto a la denuncia de la compra fraudulenta de unas tierras en El Palomar por parte del senador jujeño Benjamín Villafañe, terminó de afectar la moral y el ánimo del presidente y su salud terminó de caer en un pozo. El 20 de junio fue a un acto que se celebró por el recientemente instaurado Día de la Bandera y contrajo una fuerte gripe que, junto a su diabetes, lo obligaron a tomarse una licencia. El 3 de julio, Ramón Castillo asumía en forma provisional -aunque después no sería así- la presidencia.
El negociado en la venta de los terrenos hizo que el presidente Ortiz presentara su renuncia desde su domicilio particular, donde estaba de licencia, en agosto de 1940. La cámara legislativa, no obstante, rechazó la renuncia con un aplastante 170 a 1 (el único voto a favor fue el del senador Matías Sánches Sorondo).
En febrero de 1941, Ortiz, en cama, publica un manifiesto en el que afirma su postura en contra del fraude y sostiene la posibilidad de reasumir sus funciones. Frente a esto, el senado forma una comisión dedicada a evaluar la salud del presidente y durante varios meses es examinado. Los resultados son negativos; Ortiz no podría reasumir la presidencia en su estado.
Ortiz siguió las diferentes circunstancias políticas mientras hacía reposo durante el comienzo de 1941. Cuando llegó el verano, el presidente pasó la temporada en una estancia cercana a Mar del Plata. Allí permaneció hasta fines de marzo y se enteró de la llegada de un prestigioso oculista español, Ramón Castroviejo, que venía a revisarlo. La llegada del oftalmólogo estaba auspiciada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, que estaba interesado en que Ortiz pudiera retomar el poder, ya que no estaba contento con el neutralismo del catamarqueño Castillo. Castroviejo llegó en mayo y estuvo un mes en la Argentina, tiempo el cual le pasó a la Embajada de Estados Unidos informes diarios. El médico llegó a la conclusión de que el mal era irreversible. Así, el 22 de junio de 1941, Ortiz presentó su renuncia a la primera magistratura. Un mes después, el ex presidente moría a causa de una afección cardiaca.
El conservador Robustiano Patrón Costas ,era un gran empresario de la industria azucarera y su candidatura resulto inaceptable tanto para el ejercito como para la mayoría de la población.
Si queres ampliar la informacion sobre esta presidencia :

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s